Psiquiatría Perinatal: una especialización emergente

// Salud Mental Perinatal
El pasado 29 de octubre de 2016 se llevó a cabo en el marco del XIX Congreso Nacional de Psiquiatría, celebrado en Palma de Mallorca, el simposio "Psiquiatría Perinatal: una especialización emergente", organizado por la Sociedad Marcé Española. El simposio fue moderado por el Dr. Josep Maria Farré.

El pasado 29 de octubre de 2016 se llevó a cabo en el marco del XIX Congreso Nacional de Psiquiatría, celebrado en Palma de Mallorca, el simposio "Psiquiatría Perinatal: una especialización emergente", organizado por la Sociedad Marcé Española. El simposio fue moderado por el Dr. Josep Maria Farré.

El embarazo y la llegada de un recién nacido se consideran eventos ineludiblemente ligados al estado de bienestar. La prevalencia de los trastornos afectivos en la mujer es especialmente destacada durante el periodo fértil y debería ser objeto de especial atención durante el periodo perinatal. Un indicativo de gravedad de estos trastornos son las ideas autolíticas, el suicidio y, en casos extremos, el filicidio. La Dra. Susana Subirá presentó datos sobre la atención de las mujeres con depresión en el periodo perinatal y la prevalencia de la ideación suicida; abordó el infanticidio como aproximación al filicidio y planteó la sistemática de atención al suicidio en la etapa perinatal.

Por otra parte, cada vez están más documentadas las consecuencias adversas sobre la descendencia de la descompensación psiquiátrica materna durante la etapa perinatal. La Dra. Gracia Lasheras expuso como, a corto plazo, la ansiedad y depresión maternas durante el embarazo se han relacionado con el parto pretérmino, bajo peso al nacer y un funcionamiento neonatal alterado. Tanto la depresión como la ansiedad materna perinatales descompensadas (en el embarazo y en el posparto) se han asociado a: 1) Más problemas emocionales en la descendencia (depresión, ansiedad y déficit de habilidades sociales), contando con estudios longitudinales hasta los 18 años; 2) Más problemas conductuales, en concreto T. de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), T. Oposicionista desafiante y conducta antisocial, con gran evidencia de asociación para la depresión posparto; 3) T. Cognitivos en la descendencia, con mayores dificultades en el lenguaje y el aprendizaje, y que, en el caso de la depresión antenatal, perdurarán a largo plazo; 4) Dificultades en la génesis del vínculo y el apego; 5) Cambios estructurales cerebrales identificados mediante pruebas de neuroimagen (RNM y RNM-funcional), con alteraciones en la sustancia gris y blanca en la descendencia. Se analizaron los cuatro mecanismos involucrados y los factores moduladores, concluyendo que, para conseguir una intervención eficaz es prioritario optimizar la capacidad de detección de estos trastornos, por lo que se empieza a recomendar su cribado sistemático.

La Da. Mª Luisa Imaz abordó el trastorno bipolar en la etapa perinatal, cuyo índice de recurrencia durante la gestación se estima en el 25-50%, llegando a ser del 85,5% tras la supresión brusca del tratamiento con  litio (85,5% vs 37%). Es sabido que las primeras dos semanas posparto son de alto riesgo para la descompensación en mujeres afectas de trastorno bipolar, estimándose un riesgo de recaída del 20 al 80%. La toma de decisiones sobre la conveniencia de tomar psicofármacos en la etapa perinatal requiere sopesar el riesgo para la madre y el feto/neonato/lactante. Discutió los pros y contras de continuar o suprimir la medicación y, en el caso de continuarla, cual es el tratamiento óptimo.