La MARES y el Hospital Clínico conmemoran el Día Mundial de la Salud Materna en un acto emotivo, reivindicativo y esperanzador

El encuentro, celebrado el pasado miércoles 2 de mayo, fue moderado por la Dra. Lluïsa García, coordinadora de la Unidad de Salud Mental Perinatal del Hospital Clínico de Barcelona. Participaron la Dra. Gracia Lasheras, presidenta de la MARES, Gemma Lienas, escritora y exdiputada y Laia, una madre que ofreció su testimonio acerca de la depresión postparto.

Por tercer año consecutivo, la Sociedad Marcé Española de Salud Mental Perinatal (MARES) y el Hospital Clínico han celebrado un acto para aumentar la conciencia acerca de la importancia de los problemas de salud mental perinatal

La iniciativa se enmarca dentro de un proyecto para que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarare oficialmente el primer miércoles de mayo de cada año el Día Mundial de la Salud Mental Materna (DMSMM). La propuesta ha recibido el apoyo de numerosas entidades y personas procedentes de diversos países, especialmente a través de las redes sociales. El objetivo común es mejorar los recursos destinados por los gobiernos a la prevención, detección y tratamiento de estos trastornos para que cada vez más mujeres reciban la ayuda que necesitan. 

 Este año, el acto se ha centrado en destacar la importancia de desestigmatizar los trastornos mentales de las madres en este periodo clave de sus vidas.

La Dra. García explicó cómo la discriminación por parte de una sociedad que minimiza y condena el trastorno mental se ve aún más exacerbada cuando las personas que los padecen son madres. Para poder vencer esta batalla, declaró, se requieren aliados en el campo científico: líneas de investigación y divulgación científica que expliquen qué ocurre, para conseguir respuestas y poder normalizar este tipo de problemas. A medida que la perspectiva de género se incorpore en la investigación científica, se podrán ir corrigiendo los mitos y falsas creencias que rodean a una idea de maternidad idealizada que no se corresponde con la realidad de muchas mujeres. 

Por su parte, la Dra. Lasheras, presidenta de MARES, destacó la falta de atención que ha recibido tradicionalmente la salud mental materna, cosa que ha llevado a muchas mujeres afectadas a silenciar su sufrimiento para evitar ser juzgadas. Esta invisibilización, contrasta con la elevada prevalencia que muestran los trastornos mentales en el periodo perinatal. Se estima que el 20% de mujeres presentan este tipo de problemas durante el embarazo y el primer año de vida del bebé y que alrededor del 13% desarrolla una depresión postparto. La falta de un tratamiento adecuado tiene con frecuencia un alto impacto negativo tanto sobre la madre como sobre el bebé. Asimismo, se trata de trastornos que generan un elevado coste sanitario, cinco veces superior al que supondría dedicar recursos a prevenirlos según un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido.

 La escritora y exdiputada Gemma Lienas expuso los obstáculos y reticencias con los que se encontró por parte de algunos grupos parlamentarios al proponer la institucionalización del DMSMM y solicitó una mayor implicación por parte de las instituciones públicas.

Contar con la experiencia y el testimonio de mujeres que hayan atravesado esta situación y puedan aportar conocimientos de primera mano es una de las claves para impulsar la salud mental materna. Por ello se invitó a Laia, una madre que atravesó una depresión postparto a compartir con el público su vivencia y los obstáculos que tuvo que enfrentar, así como la falta de información o el rechazo social. 

El acto finalizó con la lectura de un manifiesto redactado por un grupo de madres expertas, ex pacientes de la Unidad de Salud Mental Perinatal, en el que se plasmaban las reivindicaciones y demandas de un colectivo silenciado.

NOTICIAS